BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

. . . . . ...Ante ustedes...mi sueño de amor y mi realidad de sentir... . . . .

martes, 27 de julio de 2010

Más que una gran historia



Gracias Ale por hacer de nuestras vivencias una historia tan hermosa. Te quiero, te admiro, te valoro inmensamente. Es un honor compartir tus hermosas palabras. GRACIAS.


Conocí a Ana cuando estaba en el curso introductorio, había hecho algo que jamás había hecho, porque es algo que me da pena, y soy muy tímido para decir esas cosas, pero dije “Dios me enamore”, lo mas irónico de todo, es que me termine enamorando de ella, antes de haberle dicho eso, me llamaba mucho la atención, en una oportunidad la busque por todos lados para hablarle, para conversar con ella, para saber por lo menos su nombre, y no la conseguí, estuve una hora dando vueltas por Chacaíto, por el metro, por todos lados, casi me montaba en las camionetas para ver si estaba, pero no la encontré. La conocí el día de mi cumpleaños, el día que me celebraron mi cumpleaños, y me comporte como la persona más idiota del mundo , como la persona más arrogante, como la persona más idiota, me sentía como “ah, me la comí” con el ego alto, y no tuve chance de conocerla, a la final la acompañe a su casa, y me dijo que tenía novio, y bueno, nada, me pareció muy chimbo, y pasaron muchos meses para que nos volviéramos a hablar. Cuando volvimos a hablar fue un día del niño, que ella me envió un mensaje de texto, para aquel entonces ella no tenia novio, yo si tenía novia, y mi relación iba bastante mala, así que comenzamos a hablar como panas, ella trabajaba, yo trabaja, los dos estábamos conectados por msn, y chateábamos todos los días, comenzamos a vernos en las noches cuando ella salía de su trabajo, y poco a poco fue naciendo algo por ella, con todo y eso que yo tenía una relación, y los problemas que tenia con mi novia fueron creciendo y creciendo hasta que decidí terminar la relación, comencé a salir con Ana, estuvimos hablando, saliendo, conociéndonos, ella me mostraba las cosas diferentes, las cosas desde un punto de vista distinto a las que yo conocía, y yo me termine de dar cuenta de lo que yo sentía por ella una noche que ella y yo habíamos peleado y yo le lleve una rosa para contentarla, sabes con la idea de que tu le llevas una rosa a una mujer y normalmente esa persona dice “hay que lindo” y ya pues, se acabaron los rollos, pero cuando le entrego la rosa ella me dijo “tú con esto piensas solucionar las cosas?” en ese momento me dejo ponchado!. O sea ponchado completamente, me tumbo todas las tácticas, me tumbo todas las cosas, y dije, “nada pues, esta es la chama que me gusta” porque fue sincera, porque me dijo lo que sentía y no se dejo llevar por algo. Pasamos el tiempo nos conocimos, yo cometí errores, a veces dejaba de ser yo mismo, con tan solo el temor de no agradarle y quizás empecé a fingir en algo que yo realmente no era, a actuar de una manera que yo no era. Luego nos separamos, nos alejamos, por problemas, por mis tonterías. Una vez yo estaba en la oficina, estaba trabajando, y tenía que ir a los Ruices y estaba lloviendo, y ese día estaba pensando mucho en ella, y algo me dijo “bueno, vamos a ir caminado”, para despejar un poco la mente, aparte me gusta mojarme bajo la lluvia, bueno iba caminando normal, algo me dijo que entrara a la iglesia de Chacao, entre a la iglesia pidiéndole a la virgen que la cuidara por siempre y aunque yo no creyera en la iglesia ella lo hacía, y eso me hacia tener esperanza de que ella estuviese bien, fui caminando hasta que llegue a los Ruices, y recordé que yo había ido a una misa con ella hace mucho tiempo en la iglesia Padre Claret, (la iglesia que quedaba en los Ruices) y que yo había dejado una promesa de dejar una moneda en el cofre, pero no tenia sencillo en ese momento, y había ido a cambiar el billete en el kiosco de la esquina, pero no pude cambiarlo, aun así algo me decía que igual entrara a la iglesia, y cuando entre la vi a ella sentada, y el mundo se detuvo, todo se detuvo, no podía creer que después de tantos meses la estuviese viendo allí sentada, y más aun cuando no soy de las personas que van a la iglesia, me di cuenta que todo, absolutamente todo sucede por algo, y nada es en vano, así que me arriesgue fui y le hable, comenzamos a hablar otra vez, normal, en un tiempo compartimos cosas nuevamente, y luego nos volvimos a separar por un tiempo, y bueno, decidí hacer una locura, llenarle su universidad (Universidad central de Venezuela) con papeles que no vio, que estuvieron por dos semanas, ¡y no lo vio!, todo el mundo los vio yo creo que hasta la rectora, ¡y ella no lo veía!, y yo decía “bueno, pero porque no me escribe? , cónchale por lo menos “ay que lindo!” o “gracias” o algo! “ pasaron dos semanas y yo estaba en mi universidad estresado con mis panas diciendo “ella lo tenía que haber visto, lo tuvo que haber visto!” “no puede ser que este tan ciega” a las dos semanas fue que vio uno de mis papeles, fue chimbo porque yo lo había hecho con la idea de que ella lo viera, mas no que toda la universidad lo viera, y la idea de eso era tan solo decir “todo va a estar bien, que tengas un excelente día” no era una forma de conquistarla, no era una forma de volver a lo de antes, era tan solo una forma de decirle “buenos días, que tengas un excelente día”. Lo volví a hacer por segunda vez, fue bastante divertido, muchas personas lo vieron en la mañana, y lo querían volver a ver en la tarde, pero a las 11 de la mañana ya no existía ningún cartel, y yo “nada! Lo tuvo que haber arrancado ella, o ,alguien de fajado estuvo desde la entrada hasta la parte de adentro” y trate de ser lo más llamativo posible para que lo viera, estaban por cada uno de los pasillos de la universidad y en las entradas del metro, y no solo eso sino que cuando lo hice la primera vez, no solo lo hice en su universidad, los carteles arrancaban desde su edificio, y no recordaba el piso donde ella vivía, solamente había ido una o dos veces y no recordaba, solo tenía una idea, y eran las 10:40 de la noche e iban a cerrar el metro, y la idea era dejarle una rosa en la entrada de su casa, que no sé si fue su casa o hice feliz a otra persona, porque creo que se lo deje a su vecina, y lo peor de todo fue subir la cantidad de pisos a pie, porque no solo eran los pisos si no que las escaleras eran circulares (matadoras), y con todo y eso corriendo para que no cerraran el metro, no tanto por mi sino por el amigo que estaba conmigo, le había pedido el favor que dejara la puerta de entrada abierta porque después no podría salir, y cuando llego la puerta estaba cerrada. Bueno, nada, baje al estacionamiento y una sra. estaba llegando al edificio con unas botellas de vino y le dije “sra. le ayudo a subir las botellas de vidrio si usted me ayuda a salir del edificio” y así fue. Por eso no entendía, ¿por qué no lo había visto? Si no solo lo había hecho en su universidad si no desde su edificio y pasaba por el centro comercial que ella atravesaba. Y bueno, ya después de eso, estuvimos un tiempo largo sin hablar, y ahorita somos grandes amigos, o yo lo considero así. Me hacía mucha falta, le hacía falta a mi vida, algo que extrañaba mucho, era hablar con ella, echar broma con ella, y saber de ella, ella me hacia falta en mi vida, algo que ninguna otra persona llenaría, y por eso me había arriesgado otra vez a hablarle, de la nada, de la manera más loca, como siempre lo he hecho.
De alguna manera aprendí muchas cosas con ella, durante todo este tiempo…
Que vale más un gesto un abrazo, que estar repitiendo mil “te quiero”, que vale más un “mírame estoy aquí” que decir un “te quiero” que vale más confiar en la mirada de esa persona, y cuando esa persona te mira te hace sentir que “nunca se alejara de ti” en vez de decirlo, y que cuando lo abrazas, sabes que esa persona siempre va a estar allí. Aprendí muchas cosas, y continuo aprendiendo muchas cosas y quiero aprender más cosas aun.

Alejandro Duarte

0 comentarios: